• Home /

  • Empresas /

  • Fack-checkers de todo el mundo acusan a Youtube de consentir desinformación, bulos y contenido negacionista

Fack-checkers de todo el mundo acusan a Youtube de consentir desinformación, bulos y contenido negacionista

Han enviado una carta a la CEO de la plataforma en la que critican que sus medidas son insuficientes y proponen varias recomendaciones. Youtube ya ha respondido.

Guardar

Youtube
Youtube

Más de 80 organizaciones independientes de verificación de 40 países se han unido contra Youtube al considerar que es "uno de los principales canales de desinformación del mundo". Así lo señalan en una carta abierta dirigida a la CEO de la plataforma, Susan Wojcicki, en la que critican la postura de Youtube frente a la desinformación y proponen que aplique varias medidas para frenarla.

"No vemos un esfuerzo real por parte de YouTube a la hora de aplicar políticas que aborden el problema. Por el contrario, YouTube permite que actores sin escrúpulos utilicen su plataforma como un arma para manipular y explotar a otras personas, y para organizarse y recaudar fondos", reza la misiva.

Las organizaciones firmantes, entre las que se encuentran las españolas Maldita, Newtral y Verificat, consideran que el problema se ha agravado desde que comenzó la pandemia de la Covid-19. "El mundo ha visto una y otra vez lo destructiva que puede ser la desinformación para la convivencia, la democracia y la salud pública; se han arruinado demasiadas vidas y medios de vida, y demasiadas personas han perdido a seres queridos por culpa de la desinformación".

Los fact-checkers denuncian que Youtube es uno de los principales nichos de desinformación sobre el coronavirus y todo tipo de contenidos, y cita una serie de ejemplos, aunque hay "demasiados para llevar la cuenta". La carta alude a casos relacionados con la pandemia como la marca negacionista registrada por la española Natalia Prego, a los supuestos remedios para tratar enfermedades como el cáncer o las mentiras políticas que se difunden en Filipinas o en las últimas elecciones de Taiwán. "El mundo entero también fue testigo de las consecuencias de la desinformación cuando una turba violenta asaltó el Capitolio de los Estados Unidos el pasado año. Desde la víspera de las elecciones presidenciales de EE.UU. hasta el día después, los vídeos de YouTube que apoyaban la narrativa del 'fraude' habían tenido más de 33 millones de visualizaciones".

Aunque los casos que mencionan abarcan distintos lugares del mundo y todos los vídeos se colaron a través de los controles de Youtube, el texto advierte que se cuelan con mayor facilidad en los países de habla no inglesa y del Sur global.

Los firmantes consideran que las medidas actuales de Youtube "resultan insuficientes" y denuncian que no haya publicado "datos de calidad que respalden su eficacia". En este sentido, critican que la compañía "haya limitado el debate sobre la desinformación a una falsa dicotomía entre borrar o no borrar contenidos. De este modo, YouTube evita la posibilidad de hacer aquello que realmente funciona: nuestra experiencia como verificadores y la evidencia académica demuestran que dar contexto con información contrastada es más eficaz que eliminar contenidos".

Según indican los verificadores, esta opción "también presenta la libertad de expresión" mientras que la información adicional "puede mitigar los riesgos para la vida, la salud, la seguridad y los procesos democráticos". Y, teniendo en cuenta que gran parte de las reproducciones en YouTube proceden de su propio algoritmo de recomendación, apuntan que la plataforma también "debería asegurarse de no promover activamente la desinformación ni recomendar a los usuarios contenidos procedentes de canales poco fiables".

Las soluciones que han propuesto los fack-checkers a Youtube

En la carta, las organizaciones de verificación instan a Youtube a tomar "medidas eficaces contra la desinformación y la información errónea" y a elaborar una hoja de ruta de intervenciones que mejoren su ecosistema informativo con el apoyo de las organizaciones independientes y apartidistas de verificación. Además, proponen cuatro soluciones para acabar con este problema:

  • Asumir un serio compromiso de transparencia con respecto a la desinformación en la plataforma.
  • Centrarse en proporcionar contexto y desmentidos superpuestos en los vídeos con noticias falsas o como contenido de vídeo adicional.
  • Actuar contra los desinformadores reincidentes, en particular contra aquellos que monetizan los contenidos dentro y fuera de la plataforma
  • Ampliar los esfuerzos actuales y futuros contra la desinformación y la información errónea en lenguas distintas del inglés, y proporcionar datos específicos por países y lenguas, así como servicios de transcripción que funcionen en cualquier idioma.

"Esperamos que usted valore la posibilidad de poner en práctica estas ideas por el bien público y para lograr que YouTube sea una plataforma que realmente ponga todos los medios para evitar que la desinformación y la información errónea se conviertan en armas contra los usuarios y la sociedad en general. Estamos preparados para prestar a YouTube toda la ayuda que necesite en esta tarea. Nos gustaría reunirnos con usted para hablar sobre estos asuntos y encontrar formas que conduzcan a una colaboración eficaz. Esperamos su respuesta a esta propuesta", se despide la red internacional de organizaciones de verificación en su carta a la CEO de Youtube.

Youtube ya ha respondido a esta carta

Según informa El País, una portavoz de Youtube, Elena Hernández, ya ha respondido a esta misiva haciendo esta declaración: "La verificación de hechos es una herramienta crucial para ayudar a los usuarios a tomar sus propias decisiones informadas, pero es una pieza de un rompecabezas mucho más grande para hacer frente a la desinformación. En los últimos años, hemos invertido fuertemente en políticas y productos en todos los países en los que operamos para conectar a las personas con contenido de fuentes autorizadas, reducir la propagación de desinformación que roce los límites y eliminar videos infractores. Continuaremos reforzando nuestro trabajo con la comunidad de verificadores de hechos".

El País añade que desde la compañía también han recordado que ya han colaborado con un millón de dólares con la Red Internacional de Verificadores, a la que pertenecen muchas de las organizaciones firmantes.