Las cuatro razones para digitalizar su negocio durante la cuarentena

Guardar

comercio electrónico
comercio electrónico

Lo confirman los expertos de la compañía PaynoPain. Los diferentes tipos de confinamientos a los que están sometidos cerca de 4.000 millones de personas en todo el mundo, con el objetivo de frenar la propagación del Covid-19, ha provocado un incremento exponencial del comercio electrónico.

Sólo en España, donde la población afronta un mes de encierro, los datos de Nielsen no dejan lugar a dudas: el gran consumo online aumentó un 74% durante la segunda semana frente a la misma semana de 2019 y aceleró en cuatro puntos su ritmo de crecimiento respecto a los siete días anteriores.

Estas cifras ponen de manifiesto que, en la coyuntura actual, el comercio electrónico es la única vía para que muchos negocios que tuvieron que ‘echar el cierre’ tras la declaración del estado de alerta, puedan seguir operando y minimizar así el impacto de la crisis. PaynoPain empresa tecnológica española especializada en el desarrollo de herramientas de pagos online, señala, además, que este modelo de comercialización presenta cuatro razones de peso por las que las empresas deberían asumir de forma ineludible la digitalización de su negocio.

“La obligatoriedad de permanecer en casa ha hecho que muchos usuarios vean en el ecommerce la mejor forma de hacer la cesta de la compra durante el estado de alerta, pues a las ventajas conocidas del comercio en línea, se le añade la de evitar el potencial riesgo de ser contagiado”, afirma Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain. “Los negocios deben ver esta coyuntura como una oportunidad imprescindible para lanzarse al mundo virtual y poder seguir siendo competitivos”.

Ante este panorama, PaynoPain destaca las siguientes cuatro razones por las que todo negocio debe tener presencia online:

1. Alcance global. Abrir el negocio a Internet suponeabrirse al mundo. La red es un escaparate al que todo el mundo puede asomarsepor lo que, las posibilidades de venta aumentan exponencialmente frente a unnegocio con presencia solo en el mundo físico.

2. Costes fijos muy bajos. La apertura y elmantenimiento de una tienda física implica unos costes fijos (alquiler, gastosde agua, luz, etc.) muy altos comparados con los de una tienda online. Lacreación y el mantenimiento de una página de ecommerce, a pesar de disponer deun centro de producción abierto, pueden ser asumidos internamente con formacióno externalizados a terceros.

3. La presencia online aumenta las ventas físicas. Enla actualidad, cada vez es más habitual que los consumidores busquen enInternet antes de adquirir algún producto o servicio en la tienda física. Es loque se conoce como ROPO (Research Online Purchase Offline). Los motivos sondiversos, desde informarse más sobre el producto hasta buscar recomendaciones.En este contexto, tener presencia online permite que más gente de la zonaconozca el negocio y empiece a ir.

4. Mayor seguridad. Pese que todavía existe unporcentaje residual de internautas que se resiste a comprar por Internet porquecreen que es menos seguro, los avances tecnológicos y normativos demuestran quelos pagos online son seguros tanto para el vendedor como para el comprador. Eneste sentido, las pasarelas de pago son un importante aliado para elresponsable del negocio y una garantía para el cliente.

Propuesta de responsabilidad social corporativa para ayudar a los comercios a paliar las pérdidas

La pasarelas de pago Paylands de PaynoPain cumple con todala normativa relativa a seguridad - inclusive con la reciente PSD2 - y ofreceuna capa de seguridad extra como son las autenticaciones 3D Secure o “pagoseguro”. También, incluye soporte PCI y tokenización de tarjetas, unatecnología que convierte los datos de la tarjeta en un código completamenteindescifrable lo que reduce drásticamente la posibilidad de que el usuario seaestafado. Asimismo, Paylands cuenta con un sistema antifraude inteligente,capaz de identificar las operaciones ilícitas en base a normas de actuación y ala experiencia anterior.

Además, la compañía ha lanzado, junto a su partner Pecunpay, una propuesta de responsabilidad social corporativa para ayudar a los comercios a paliar las pérdidas. Aquellos comercios que realizan envíos a domicilio y necesiten implementar un método de cobro a distancia dispondrán de dos meses de servicio sin coste.

A través de esta iniciativa, los comercios sin un sitio webpodrán tomar pedidos y cobrarlos mediante el envío de un e-mail, mensaje detexto o bien a través del teléfono, en un proceso totalmente seguro y sincontacto directo con los datos de pago. De esta manera, aquellos comercios queno dispongan de tienda online o se encuentren en proceso de creación de una,podrán empezar a vender a distancia casi inmediatamente y frenar cuanto antes laspérdidas.

“Estamos en un momento único para que las empresas veanel potencial de Internet como un área más de su negocio. Es clave superarbarreras para su adopción, principalmente la falsa sensación de que es másinseguro, con pasarelas de pago que, además de blindar el negocio, ofrecen alcliente una experiencia de compra fácil e intuitiva con el objetivo deretenerlo y fidelizarlo”, apunta Nebot.