“El Estado lucha contra el narcotráfico con un sistema procesal obsoleto”

Rosa Ana Morán, Fiscal Jefa de la Fiscalía Especial Antidroga, explica a Escudo Digital la importancia de la cooperación internacional para perseguir a estos criminales.

Antonio M. Figueras

Periodista

Guardar

Rosa Ana Morán, Fiscal Jefa de la Fiscalía Especial Antidroga.
Rosa Ana Morán, Fiscal Jefa de la Fiscalía Especial Antidroga.

Rosa Ana Morán, Fiscal Jefa de la Fiscalía Especial Antidroga, en el cargo desde 2022, apuesta por la utilización de las últimas tecnologías para dar respuesta a una delincuencia cada vez más digital.

P. ¿En qué beneficia y en qué perjudica nuestra legislación a la lucha contra el narcotráfico?

R. Es una cuestión demasiado amplia, pero, al menos en lo que respecta a la respuesta judicial, puedo afirmar que nuestro Estado lucha contra el narcotráfico con un sistema procesal obsoleto que, unido a un sistema de competencias centrado en el partido judicial, hace recaer la instrucción de grandes investigaciones a juzgados de instrucción en muchos casos mixtos, con jueces recién incorporados sin experiencia en delincuencia organizada y juzgados sin medios y en muchos casos colapsados. No es la mejor situación. Por otro lado, y en sentido positivo, la existencia de la especialización en la Audiencia Nacional y en la Fiscalía Especial Antidroga permite mejorar la investigación y enjuiciamiento de aquellas causas que entran dentro de su competencia, sin perjuicio de que algunos procedimientos de relevancia no siempre caben dentro de las competencias de la Audiencia Nacional, tal y como están definidas actualmente.

P. ¿Qué papel juegan las nuevas tecnologías en la lucha contra el narcotráfico, Inteligencia Artificial, Big Data?

R. El uso adecuado y con respeto a los derechos fundamentales de nuevas técnicas de investigación es imprescindible para dar respuesta a un mundo que, también en el ámbito criminal, es cada vez más digital.

“Los narcotraficantes usan con frecuencia las nuevas técnicas de encriptación de las comunicaciones”

 

P. Y los traficantes, ¿usan el ciber narcotráfico?

R. Los traficantes utilizan todas las técnicas posibles y también las de la digitalización.  Especialmente hacen frecuente uso de las nuevas técnicas de encriptación de las comunicaciones para evitar las interceptaciones judiciales de sus comunicaciones y, por eso, se destacó la exitosa intervención por Francia de algunas de estas plataformas como EncroChat o SKY-ECC, de donde se ha obtenido información extraordinariamente relevante para conocer la actual realidad del narcotráfico.

P. ¿Quiénes van ganando, los buenos o los malos?

R. No llevo la cuenta, nosotros hacemos nuestro trabajo lo mejor posible. No creo que nunca se acabe con la criminalidad, ni con esta ni con otra, ya sean los robos, las lesiones o los homicidios, el derecho penal va a seguir siendo necesario.

P. ¿Desmoraliza que algunos agentes de las Fuerzas de Seguridad se pasen al lado oscuro?

R. Es triste y, lamentablemente, creo que inevitable encontrar algún caso de corrupción porque el dinero corrompe y ahí hay mucho dinero disponible para pagar favores a quienes pueden darles la posibilidad de dar información relevante o no mirar algún cargamento determinado, etc. Pero tengo que decir que no estamos en cifras altas, la inmensísima mayoría de los funcionarios de las FFCCSE son estupendos profesionales que hacen su trabajo con plena profesionalidad y absoluta disponibilidad y entusiasmo.

P ¿Es el tráfico de drogas el maná en algunas zonas deprimidas?

R. Eso parece que ha sucedido efectivamente en la zona del Campo de Gibraltar. Obtener dinero fácil rápidamente y además con menor reproche social en la propia zona ha generado una economía ilegal alrededor del tráfico de hachís.

P. ¿Sin cooperación internacional es casi imposible luchar contra el narcotráfico?

R. Sin duda, la cooperación internacional es imprescindible. La droga es el primer negocio ilegal trasnacional y prácticamente todos los mecanismos de cooperación internacional fueron inicialmente pensados y aplicados, en primer lugar, en relación con el narcotráfico. Mi experiencia como Fiscal de Sala de Cooperación Internacional y 20 años dedicada a este tema en la Fiscalía General me ha permitido conocer el escenario judicial internacional e impulsar aún más la conexión y colaboración con las Fiscalías Antidroga de los países con quienes compartimos el problema. Francia es nuestro principal “socio” en esta cooperación, pero también Países Bajos, Bélgica e Italia son Estados con quien nuestra colaboración es, más que frecuente, casi diaria. EE.UU. es también un Estado con el que colaboramos frecuentemente. Sin mencionar por supuesto a los países latinoamericanos, origen de la cocaína y también cada vez más receptores de otras sustancias, con quienes tenemos excelentes relaciones y con quienes compartimos además una Red de Fiscales Antidroga Iberoamericanos (REFAI) con una actividad operativa de intercambio de información y de gestión de medidas de asistencia judicial cada vez más útil.

P. ¿Cuál es el papel de la investigación de Hacienda?

R. La investigación patrimonial es especialmente útil para la investigación de las organizaciones criminales dado que estas tienen como principal objetivo obtener beneficios económicos. La recuperación de activos es una de las líneas claves de esta Fiscalía y hemos reforzado el tema de la recuperación de activos con la designación de un Fiscal coordinador experto en la materia y redactado un protocolo para dirigir el trabajo de los fiscales en investigación patrimonial y recuperación de activos.

La información de las bases de datos, también la de Hacienda, pero mucho más el fichero de titularidades financieras que gestiona el SEPBLAC, el fichero de titularidades reales (RETIR) y las bases de datos y la actividad de análisis de la OCP del Consejo del Notariado nos proporcionan datos e informes imprescindibles para conocer operativas complejas y comprender y perseguir de forma más eficaz la actividad del blanqueo de las ganancias provenientes del narcotráfico

P. Fue la primera mujer al frente de una de las tres fiscalías especiales de la Audiencia Nacional. ¿Siente alguna responsabilidad especial?

R. Ninguna distinta de la que sintiera un compañero varón ante idéntica responsabilidad, con el único matiz de hacerlo lo mejor posible también para que pueda servir de ejemplo e impulso a mis compañeras más jóvenes que quieran en algún momento acceder a una responsabilidad como esta.