• Home /

  • /

  • Desarticulada una peligrosa banda de narcos con 2.600 kilos de cocaína y un arsenal de guerra

Desarticulada una peligrosa banda de narcos con 2.600 kilos de cocaína y un arsenal de guerra

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que funcionaba de enlace entre Colombia y España para el tráfico de drogas

Guardar

La Policía Nacional dio con una nave industrial en Asturias donde se hallaron drogas y armas de guerra.
La Policía Nacional dio con una nave industrial en Asturias donde se hallaron drogas y armas de guerra.

En un operativo conjunto entre la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional de Colombia, la agencia estadounidense Homeland Security Investigations y la fuerza de seguridad española, se han detenido a 19 integrantes de una banda compuesta por miembros de diferentes países de Sudamérica y que operaban principalmente desde Colombia. Entre los arrestados se encuentra un histórico narco conocido como “El matador”, intensamente buscado por autoridades españolas y colombianas desde hace más de diez años.

La operación policial comenzó a principios de este año, y llevó a interceptar en el mes de julio una embarcación en aguas internacionales del Caribe que transportaba 2.000 kilos de cocaína. Allí fueron detenidos sus cinco tripulantes. Pero esto no frustró la operación criminal que planificaba introducir una importante cantidad de droga en la península ibérica.

Las pesquisas dieron con un conocido narcotraficante gallego, responsable de la distribución de sustancia ilegales en nuestro país, que mantuvo encuentros en Madrid con líderes de la organización internacional. De esta manera, se localizó una nave industrial en Siero, Asturias, donde se encontraban ocultos otros 600 kilogramos de cocaína. En ese mismo depósito se encontró un arsenal de armas de guerra compuesto por siete fusiles de asalto, una granada de mano, explosivo plástico, un lanzacohetes, un detonador, diez silenciadores, tres armas cortas, once cargadores, dos inmovilizadores eléctricos, tres chalecos antibalas y más de 1.000 cartuchos metálicos. Estas armas, junto a otras intervenidas en el domicilio de Galicia del narcotraficante español, muestran el grado y nivel de la organización ahora desarticulada.

 

Las armas fueron remitidas a los laboratorios de la Policía Científica para proceder a su análisis pericial mientras que el lanzacohetes, el explosivo plástico, la granada y el detonador fueron analizados por los especialistas de TEDAX-NRBQ. Tras una inspección inicial del lanzacohetes, los agentes consideraron que, debido a su inestabilidad, era necesario proceder a su inutilización y destrucción controlada, trasladando el lanzacohetes a un bunker seguro donde se realizó su explosión controlada.