Contenido ofrecido por Aeternal Mentis
Aeternal Mentis

Las bicis autónomas que se mueven solas y esquivan los baches

La primera bicicleta autónoma se mueve a la perfección, obedece órdenes y es capaz de esquivar baches y obstáculos gracias a la Inteligencia Artificial.

Guardar

bici autónoma Huawei
bici autónoma Huawei

Llevamos años hablando del coche autónomo, una tecnología que podría cambiar para siempre el futuro de nuestras ciudades y nuestros desplazamientos. Pero antes de que esto llegue quizás podríamos contar con otro vehículo autónomo que, a priori, parece más difícil de animar, dada su inestabilidad.

Y sin embargo, científicos de la Universidad Tsinghua de Pekín lo han conseguido. La primera bicicleta autónoma se mueve a la perfección, obedece órdenes y es capaz de esquivar cuantos baches y obstáculos se interpongan en su camino. Aunque nada mejor que un video para comprobar su funcionamiento.

 

 

Como se puede ver en el video, la bicicleta, totalmente estable, responde a comandos de voz (derecha, izquierda, más rápido), es capaz de esquivar obstáculos, y de seguir a una persona. Quizás no esté aún preparada para correr el Tour de Francia, pero su eficacia para recorrer distancias cortas parece probada.

Ahora bien, ¿cómo se ha conseguido todo esto? El chip Tianjic, que ejecuta varios algoritmos de Inteligencia Artificial de forma nativa, es el responsable de todo ello. Según explican los responsables del invento en la revista Nature, el chip puede ejecutar algoritmos de aprendizaje automático, gracias a una serie de circuitos inspirados en el cerebro humano.

El secreto del movimiento autónomo de la bicicleta reside en que el chip Tianjic es capaz de ir realizando las distintas tareas sobre la marcha, casi como si fuera aprendiendo con cada nuevo movimiento, de manera similar a si se tratase de un cerebro humano.

Según los creadores de esta singular bicicleta, el chip Tianjic es sólo el primer paso paso hacia lo que denominan la “inteligencia general artificial”: máquinas que sean capaces de hacer cualquier cosa que los humanos hagan.

Huawei también lanza su prototipo

Quizás lo más difícil en todo este asunto sea encontrar una utilidad a la bicicleta autónoma. ¿Para qué sirve realmente? Si lo que buscas es no pedalear, para eso existen las bicicletas eléctricas, que distan mucho de ser una moto, pero en las que fácilmente puedes ajustar el nivel de esfuerzo que deseas realizar.

Tampoco parece ser una gran idea para transportar peso, habidas sus limitaciones. Así que la respuesta parece estar en su utilidad para desarrollar y probar tecnología. Porque el prototipo de la Universidad Tsinghua de Pekín fue solo el primero. Ahora la compañía Huawei ha desarrollado otro modelo que circula sin conductor, utilizando los datos de la cámara de profundidad y el LiDAR, y procesándolos mediante el chip del inteligencia artificial del móvil Huawei Ascend G310.

El artefacto ha sido diseñado por el ingeniero Zhihui Jun, que explica en este video su proceso de creación. Según relata Computer Hoy, el artífice de esta nueva bici autónoma sufrió un accidente mientras montaba en bici, y se puso a pensar si una bicicleta autónoma lo haría mejor que él.

 

Jun comenzó modelando una bicicleta 3D en el ordenador, para añadir los elementos que le permitirían avanzar sin pedalear. Instalaron dos grandes motores sin escobillas y un engranaje para controlar la dirección.

Después sustituyeron al ciclista por un sensor equipado con una cámara de profundidad, acelerómetro, giroscopio y un radar LiDAR. La bicicleta utiliza una batería de litio que dura unas 2 o 3 horas. El ordenador de control está bajo el asiento, sobre la rueda trasera.

Para que la bicicleta se mantenga en pie por sí sola hay un disco que gira constantemente. Utilizando el momento de rotación del disco, un pequeño sensor de alta precisión detecta la inclinación y devuelve los datos al módulo de control.

 

 

 

Archivado en: