• Home /

  • Sociedad /

  • Demandan a Epic Games por hacer que Fortnite cause una adicción similar a la de la cocaína

Demandan a Epic Games por hacer que Fortnite cause una adicción similar a la de la cocaína

Los demandantes son unos padres canadienses que alegan que sus hijos menores sufrieron daños psicológicos, físicos y económicos por culpa del videojuego.

Guardar

Fortnite, el popular videojuego de Epic Games
Fortnite, el popular videojuego de Epic Games

El Tribunal Superior de Quebec (Canadá) ha admitido una demanda colectiva contra Epic Games, presentada originalmente en 2019, que denuncia que el Fortnite es demasiado "adictivo".

Según informa CTV News, los demandantes son los padres de tres niños que alegan que los creadores del juego diseñaron deliberadamente la interacción del "Battle Royale" del Fortnite para que fuera "altamente adictiva". Tanto es así que la demanda hace alusión a un informe de la especialista en adicciones Anita Ghadia-Smith que compara las cualidades adictivas de jugar Fortnite con la dependencia que genera la cocaína.

Como consecuencia, los padres sostienen que el popular videojuego causó que sus hijos menores sufrieran daños psicológicos, físicos y económicos. Según la demanda, los tres niños desarrollaron una adicción severa hacia el Fortnite, pasando casi todo su tiempo libre jugando al videojuego y gastando miles de cientos de dólares en él porque, si bien es gratuito, compraron personajes, bailes y otras características del título.

La denuncia señala que los niños se alejaron de sus familias y, en algunos casos, se negaban a comer, a ducharse o a socializar. Según indica, uno de ellos, identificado como JO.Z, habría jugado más de 7.781 horas al Fortnite en menos de dos años y, en ocasiones, hasta las tres de la madrugada, mientras que otro de los menores le dedicó 59.954 minutos, lo que equivale a 42 días completos.

La demanda también señala que uno de los menores tuvo ataques de pánico "debido a la presión". Además, uno de los padres presentó ante el tribunal un informe médico que decía que su hijo había sido diagnosticado de "ciberadicción".

Por todo ello, los demandantes solicitan una compensación de Epic Games por daños y perjuicios y también reclaman una devolución de todo el dinero que invirtieron sus hijos en V-Bucks, la moneda oficial del Fortnite.

El juez de Quebec que ha dado luz verde a esta denuncia, Sylvain Lussier, ha concluido que "no hay certeza" de que el videojuego sea deliberadamente adictivo, pero apunta que "no excluye la posibilidad de que el juego sea de hecho adictivo" y que, además, "se presume que su creador y distribuidor es consciente de ello".

Epic Games se defiende y apelará

Epic Games tiene un plazo de 30 días para apelar la sentencia y, si no lo hiciera, tendría que defenderse de las acusaciones una vez que el caso supere esta primera etapa del proceso judicial. No obstante, desde la compañía ya han rebatido las alegaciones y han anunciado que van a recurrir dicha sentencia.

"Tenemos controles parentales líderes en la industria que les permiten a los padres supervisar la experiencia digital de sus hijos. Los padres pueden recibir informes de tiempo de juego que rastrean la cantidad de tiempo que sus hijos juegan cada semana, y requerir el permiso parental antes de que se realicen compras, por lo que pueden tomar las decisiones que son correctas para su familia. Recientemente también hemos agregado un límite de gasto diario predeterminado para jugadores menores de 13 años.

"Planeamos pelear estos en el tribunal. Esta decisión reciente solo permite que el caso continúe. Creemos que la evidencia mostrará que este caso no tiene fundamento", dictan las declaraciones de la portavoz de Epic Games, Nathalie Muñoz, remitidas a CTV News.