Amazon continúa su lucha para tumbar las páginas de reseñas falsas

Ha demandado una importante página de compra-venta de reseñas engañosas, al igual que hizo a comienzos de este año contra otros tres sitios similares que ya han cesado su actividad.

Guardar

Reseñas de los consumidores
Reseñas de los consumidores

Amazon no está dispuesta a volver a enfrentarse a una crisis reputacional como la que vivió en mayo del año pasado a cuenta de la revelación de la existencia de una trama de reseñas falsas dentro de su plataforma. La compañía de Jeff Bezos ha anunciado que ha emprendido acciones legales contra una de las principales páginas de compra-venta de reseñas, Extreme Rebate, al igual que hizo a comienzos de este año contra otras tres páginas similares, Fivestar Marketing, Matronex y AppSally.

Según informa Amazon en un comunicado, estas tres páginas han cesado su actividad fraudulenta, que estaba dirigida a sus clientes en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia así como en España, y esto a derivado en que cerca de 350.000 personas que usaban dichas páginas y estaban dispuestas a escribir reseñas falsas y engañosas en su plataforma ya no tengan incentivos para hacerlo.

Tras conseguir detener estos tres sitios, Amazon ha presentado dos demandas contra Extreme Rebate en Estados Unidos y en Alemania, buscando no solo el cese de su actividad sino que también facilite información sobre quién ha contratado sus servicios. "Esta información nos permitirá eliminar aquellas reseñas falsas que aún no hayan sido detectadas y eliminadas por los avanzados procesos y tecnología que monitorean constantemente nuestra tienda", afirma el gigante del comercio electrónico

Amazon también señala que Extreme Rebate tiene su sede en Hong Kong y tiene como objetivo publicar reseñas engañosas en sus tiendas de EE.UU., Europa, Japón y Canadá. Asimismo, apunta que gestiona un modelo fraudulento mediante el cual ofrece productos gratis y hasta un total de cuatro dólares por una calificación de cinco estrellas con, al menos, quince palabras de extensión y la inclusión de fotos y vídeos.

"Emprendiendo estas acciones legales, Amazon busca atajar el problema en su origen y muestra claramente su voluntad de hacer responsables de sus acciones a los sitios de compra-venta de reseñas falsas. Nuestro equipo de investigadores, abogados y analistas rastrean a estos intermediarios, recopilan pruebas sobre su manera de operar y, una vez hecho esto, presenta demandas para lograr el cese de su actividad", explica Amazon.

Más de 10.000 empleados centrados en proteger su tienda de fraudes y abusos

En su comunicado, Amazon también subraya que desde que introdujo las reseñas de producto allá por el año 1995, tiene "políticas claras que prohíben el fraude y abuso, incluyendo el pago por reseña y el solicitar únicamente reseñas positivas".

Además de ello, destaca que cuenta con más de 10.000 empleados en todo el mundo dedicados a proteger su tienda de fraudes y abusos, que incluyen las reseñas falsas o incentivadas. "Combinamos el uso de avanzada tecnología de aprendizaje automático con un equipo de investigadores expertos para detectar, prevenir y eliminar dichas reseñas antes de que puedan mostrarse a los clientes. Como resultado de estas acciones, más del 99% de los productos vistos en nuestra tienda contienen solo reseñas auténticas", destaca la compañía.

Sin embargo, reconoce que se está enfrentando a un "reto complejo representado por las páginas de compra-venta de reseñas", pero que su estrategia para impedir su actividad "está funcionando" y que su objetivo no es otro que ofrecer "la mejor experiencia de compra" a sus clientes.