España es el país europeo donde más ha crecido el pago contactless

Según un nuevo informe de Minsait Payments que indica que España también es el país europeo donde más personas bancarizadas usan efectivo.

Guardar

Pago Contactless
Pago Contactless

España es el país de Europa que ha experimentado el mayor crecimiento en el uso de tarjetas contactless (sin contacto), un 10% en relación a 2020, y nueve de cada diez españoles ya utilizan esta opción cuando pagan con tarjeta.

Así lo pone de manifiesto el XI Informe de Tendencias de Medios de Pagos de Minsait Payments, filial de Indra, realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y que incluye las opiniones de 225 directivos y expertos del sector, así como las recogidas en las 4.800 entrevistas realizadas a la población bancarizada de España, Italia, Portugal, Reino Unido y Latinoamérica.

De acuerdo a este estudio, España es el segundo país de Europa donde más presencia tiene el pago contactless, solo superada por el Reino Unido, y los españoles suelen usar hasta tres medios de pago diferentes, siendo la tarjeta el preferido para el 74% de la población tanto en el comercio físico como en compras online.

No obstante, España también es el país europeo donde más personas bancarizadas declaran usar efectivo, con una tasa del 85% y con un empleo más habitual en unos establecimientos que en otros. Por ejemplo, el 45% de los españoles opta por pagar en efectivo en pequeños y medianos comercios, mientras que el 36% lo hace en bares y restaurantes, y el 31% en el transporte público.

Por otro lado, durante el último año se mantiene estable la tenencia de tarjetas de crédito en España frente a la caída experimentada en otros países como Reino Unido y Portugal. Asimismo, sigue destacando el liderazgo de nuestro país en la retirada de efectivo de cajeros automáticos y en la opción de pago a fin de mes, que es elegida por siete de cada diez españoles.

En cuanto a la modalidad de débito, cabe destacar que sigue prevaleciendo en casi todos los países europeos con una media de alrededor del 85%, si bien en España el porcentaje se eleva hasta el 90%.

Los expertos entrevistados confirman la tendencia al uso simultáneo de varios métodos de pago, sin que exista previsión de que ninguno de ellos desaparezca a corto plazo. De cara a 2030, uno de cada tres apunta a un empate técnico entre las tarjetas de pago y los pagos desde cuentas, mientras el dinero en efectivo se sitúa en la tercera posición del ranking y solo uno de cada siete entrevistados lo ve como un medio de pago de uso mayoritario en 2030.

El pago por móvil: España, a la cabeza en Bizum

El uso del smartphones para compras en comercio electrónico también sigue creciendo en España, donde declaran utilizarlo 6 de cada 10 españoles, aunque este porcentaje sigue siendo menor que el de otros países de Europa y Latinoamérica.

Nuestro país sigue aumentando en el uso de aplicaciones de pago entre particulares, con Bizum a la cabeza al ser utilizado por el 57% de la población bancarizada, especialmente para el envío de dinero a amigos, familiares o conocidos, siendo el país donde es más frecuente esta operación (82%).

Además, los españoles que pagan a través de un dispositivo móvil se decantan mayoritariamente por la tecnología NFC, siendo la modalidad usada en el 66% de los casos frente a otras opciones como el pago mediante códigos QR o directamente desde la app (inApp).

Otras tendencias del comercio electrónico

Más de la mitad de los españoles (56%) compran al menos una vez al mes por internet, un porcentaje que se queda lejos de Reino Unido, líder europeo ya que el 69% de sus ciudadanos realizan una compra mensual.

España es el país con el mayor índice de adopción del doble factor de autenticación para compras online, una modalidad que el 76% de los encuestados estima muy adecuada para garantizar la seguridad. En este sentido cabe destacar que ocho de cada diez españoles prefiere como segundo factor de autenticación la opción de introducir la huella en la aplicación, que es el servicio que produce menores incidencias a nivel global.

Por otro lado, España también es el segundo país de Europa, nuevamente por detrás del Reino Unido, en conocimiento y uso del sistema PBLN ("Buy Now, Pay Later"), un nuevo método de pago que permite comprar a plazos desde el móvil. Cuatro de cada diez españoles afirma conocer este sistema y tres de cada cuatro declara haberlo utilizado.

Otra importante tendencia que descubre el informe de Minsait Payments es el creciente protagonismo de los nuevos proveedores de servicios de pago en todos los países, aunque el banco sigue siendo la entidad con la que más se opera en términos financieros, especialmente en Europa, donde se estanca el fenómeno de la multibancarización.

En esta línea, los bancos siguen siendo los proveedores de pago preferidos para el 89% de los españoles. Sin embargo, cada vez son más numerosos los consumidores que tienen contratado algún tipo de producto o servicio financiero con comercios físicos (37%), empresas de telecomunicaciones (32%), plataformas de comercio electrónico (32%), grandes tecnológicas (20%) o neobancos (18%). No obstante, en España, al igual que ocurre en el resto de los países europeos, la confianza que despiertan estos nuevos proveedores de servicios de ámbito financiero sigue siendo reducida.