Detectan una nueva variante de la Covid-19 procedente de Camerún y con 46 mutaciones

La nueva cepa, denominada IHU, ha aparecido mayoritariamente en Marsella y ya está siendo objeto de estudio.

Guardar

Detectan una nueva variante de la Covid-19.
Detectan una nueva variante de la Covid-19.

Mientras que la variante Ómicron continúa expandiéndose a "un ritmo nunca visto", según la OMS, y ha disparado los contagios a cifras récord, se ha descubierto una nueva variante de la Covid-19.

Detrás del hallazgo está el hospital universitario IHU Méditerranée Infection de Marsella, Francia, que ha llevado a cabo una investigación en la que ha identificado una nueva cepa, a la que han denominado provisionalmente IHU, con 46 mutaciones y 37 deleciones.

"Las variantes del SARS-CoV-2 se han convertido en una gran preocupación virológica, epidemiológica y clínica, especialmente en lo que respecta al riesgo de fuga de la inmunidad inducida por vacunas. Aquí describimos la aparición de una nueva variante", comienza indicando el estudio, que ha sido publicado en la plataforma de "preprints" medRxiv.

Según la investigación, el primer caso de esta nueva variante se detectó el pasado mes de diciembre en el sureste de Francia. El paciente cero era una persona que estaba vacunada contra el SARS-Cov-2 y que había regresado de Camerún tres días antes, por lo que los investigadores creen que la nueva cepa seguramente proceda del país africano.

El estudio muestra los resultados de 12 pacientes contagiados de Covid-19 que vivían en la misma ciudad del sureste de Francia, en Forcalquier, a unos 100 kilómetros de Marsella. Según advierten los investigadores, la nueva variante, designada científicamente como B.1.640.2, contiene una serie de mutaciones en la proteína Spike que podrían debilitar la efectividad de las vacunas.

"Estas observaciones muestran una vez más la imprevisibilidad de la aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2 y su introducción desde el extranjero, y ejemplifican la dificultad de controlar dicha introducción y posterior propagación. También justifican la implementación de la vigilancia genómica del SARS-CoV-2, que en nuestra área geográfica comenzamos desde el comienzo de la pandemia tan pronto como diagnosticamos la primera infección del SARS-CoV-2 y que ampliamos durante el verano 2020. Esta vigilancia se implementó a escala nacional en 2021 a través del consorcio francés Emergen (https://www.santepubliquefrance.fr/dossiers/coronavirus-covid-19/consortium-emergen)", explican los autores del estudio.

"Es demasiado pronto para especular sobre las características virológicas, epidemiológicas o clínicas de esta variante de IHU basándose en estos 12 casos. Para este propósito, se inocularon muestras respiratorias de pacientes infectados en células Vero E6 para poder evaluar la sensibilidad a la neutralización por anticuerpos anti-spike provocados por inmunización con vacuna, o por infección previa", apuntan.