Contenido ofrecido por
Aeternal Mentis.

Cómo medir en tiempo real la reputación de una empresa

La inteligencia artificial semántica permite analizar más de 10.000 fuentes al instante y puntúa la reputación minuto a minuto de una compañía o de un directivo.

Guardar

Cualquiera puede consultar su reputación en tiempo real.
Cualquiera puede consultar su reputación en tiempo real.

La reputación es uno de los activos más valiosos, tanto a nivel personal como profesional, y puede arruinarse en cuestión de segundos. Cualquier evento crítico puede hacerse viral en unos pocos minutos y destruir el trabajo de años. Esperar a los informes mensuales para enterarte de que tu reputación se ha ido al traste, o de que ha mejorado ostensiblemente, no parece una buena idea.

Por ello, dos empresas españolas han creado una herramienta capaz de medir la reputación en tiempo real. Analiza para ello lo publicado en más de 10.000 fuentes (prensa escrita, medios digitales, radio y televisión) y recurre a la inteligencia artificial semántica para dar un veredicto: puntúa entre 0 y 10 la reputación minuto a minuto de una compañía o de un directivo.

Para ofrecer ese dato la herramienta se basa en multitud de criterios, como si el cliente es protagonista de la noticia o es una simple mención, si el impacto es positivo, negativo o neutro o la relevancia de la cabecera. Todos estos aspectos pueden ser ponderados a la carta por el propio cliente.

La herramienta, bautizada como Radart, ha sido impulsada por dos compañías españolas, Gnoss (empresa tecnológica) y RetiEspaña (firma especializada en government relations & public affairs). Hay cinco empresas del IBEX probando la herramienta y el objetivo es llegar a diez en 2022, cuentan sus creadores en Dircomfidencial.

¿Cómo funciona?

La inteligencia artificial semántica detecta y almacena la información, pero además es capaz de analizarla, evaluar su tono y clasificarla. Es decir, comprende el contexto en que se produce.

Toda esta información se representa mediante gráficos dinámicos en un cuadro de mando que hace un seguimiento continuado de las noticias publicadas y sus términos, personas, organizaciones y toda clase de entidades concernidas, los medios en que se produce y su cobertura, así como el impacto que tales informaciones están teniendo. Permite, por tanto, conocer el efecto inmediato de las estrategias de comunicación y adoptar decisiones en tiempo real.