Maricoin sale del armario a lo grande, con más de 2000 "maricoiners"

Maricoin saldrá a los exchanges el próximo día 23 de junio, con motivo del Día Mundial del Orgullo y contará también con una isla en el Metaverso para asociaciones y comercios.

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

Acto de presentación de Maricoin
Acto de presentación de Maricoin

La pasada semana se presentó Maricoin, la primera moneda del colectivo LGTBIQ+, ante más de 150 personas reunidas en Attico Madrid, y casi mil más que lo siguieron en directo. Los promotores del proyecto, Juan Belmonte y Francisco Álvarez, anunciaron que ya hay más de 2.000 maricoiners y que la fase actual de preventa en dinero fiat (euros, dólares, etc), que ha comprometido en el proyecto 1,2 millones de dólares, terminará el próximo 23 de junio, cinco días antes de la salida a los exchanges, coincidiendo con el Día Mundial del Orgullo LGTBIQ+.

El día del orgullo gay nació para conmemorar los disturbios de Stonewall de 1969, en Nueva York, que marcaron un antes y un después para un colectivo que entonces estaba perseguido y marginado. El pub que dio nombre a los disturbios se convirtió en la chispa de un fuego que sigue ardiendo desde entonces. La valentía de aquellos que se enfrentaron por primera vez a la policía que acostumbraba a hacer redadas en los bares gays, abrió un camino que no ha cesado de ensancharse. 

Durante el evento, y a preguntas de la maestra de ceremonias, Pepa Charro, más conocida como “la Terremoto de Alcorcón”, el CIO de Maricoin, Iván Becerro, presentó la Mariwallet, billetera digital “para madres”, pensada de forma muy usable para aumentar la adopción de la moneda, los pagos a los comercios y las donaciones sociales a las asociaciones. Maricoin tiene más de un 80% de usuarios que se estrenan en el ecosistema cripto. Becerro anunció también que MariCoin contará este mismo año con su propia isla en el metaverso, Mariverse, donde asociaciones, comercios y maricoiners tendrán su propio espacio virtual.

Además, se anticipó la nueva marca de Maricoin, que evoca un corazón multicolor, a cargo del equipo internacional de DDB, tercera agencia mundial de marketing e inversor en el proyecto, que intervino en el acto de la mano de sus directivos Borja de la Plaza (SVP & Chief Growth Officer de DDB y CEO de DDB Colombia), Juan Isaza (Office Head de DDB México) y Camilo Vargas, líder del proyecto de rebranding. La marca de Maricoin ya luce en la cerveza artesanal Maricoin, personalizada por Cervezas Eras, y en el vino Maricoin, un tinto crianza seleccionado por Denominación de Origen la Mancha.

Asimismo, Juan Belmonte anunció que se podrá pagar en maricoins en las principales manifestaciones y fiestas del Orgullo de distintos países, en los que se realizará una campaña mundial de marketing diseñada por DDB y se lanzará la figura del embajador de Maricoin en todo el mundo.

Otro de los anuncios sorprendentes fue el NFT “Maricoin”, donación a cargo de Green Data Chain y Codify, partners de Maricoin, que presentó su fundador Jesús Royo en un vídeo colectivo donde distintas personalidades del mundo cripto y emprendedor internacional, como Lorenzo de Leo (Managing Partner de la Algorand Miami Accelerator y CEO de Rokk3r), Jim Box (inversor), o Fedor Saldivia (CEO del banco de stablecoins Neomoon) manifestaron su adhesión total al proyecto.

Una moneda, la Maricoin,  que aspira a convertirse en la próxima nación digital

Dicha adhesión fue ratificada en directo en la mesa de debate moderada por Marcela Carvajal (CEO de Cryptoplaza), y que contó con la presencia de Montse Guardia (CEO de Big Onion y ex directora general de Alastria), Daniel Valdés (CEO de Outer Ring), Ángel Quesada (CEO de Onyze) y Sara Santos (CMO de Woonkly). Los expertos coincidieron en que hacer compatible una moneda de pagos para el colectivo como es Maricoin con la fluctuación del valor de las criptomonedas es un reto que precisa de una labor divulgativa y pedagógica que universalice su uso.

Quesada se mostró a favor de que el valor fluctúe dado que Maricoin “es una de las pocas monedas que tiene utilidad real”, y por tanto debe fluctuar. Valdés coincidió con Quesada, si bien apuntó que es preciso contar con un sistema de quema que retire circulante del mercado para contener las ventas y aporte estabilidad a los comercios, convirtiendo el proyecto en un “océano azul”. Guardia destacó que el interés de Maricoin es que ya cuenta con una fuerte comunidad y es muy cercana a una moneda social con un impacto enorme, en lo que coincidió Sara Santos, que demandó un equilibrio en el que crezca la moneda hasta convertirse en lo que Marcela Carvajal llamó “la próxima nación digital”.

Destacadas personalidades del colectivo como el diseñador Modesto Lomba (presidente de la Asociación de Creadores de España), el director creativo sensorial Isaac Dospuntos, o la empresaria y activista Malasya Serrano (Chief Community Officer de MariCoin), moderados por el director de la revista Shangay, Alfonso Llopart (Presidente de la Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid y su Comunidad -AEGAL-) subrayaron la importancia social de contar con una economía con alma para unir y empoderar aún más a la comunidad y luchar contra la discriminación.

Serrano subrayó que es una moneda de uso “y cuanto más la usemos más fuertes nos haremos” y recordó la importancia de que las asociaciones puedan financiarse solidariamente con una de cada cuatro monedas emitidas, así como financiar los Orgullos y mejorar la sociedad. Dospuntos se felicitó por ser testigo orgulloso del nacimiento de la primera criptomoneda de la comunidad en el siglo XXI, anticipó la revolución que ya está suponiendo en el arte, e invitó a ser partícipes de la nueva era.

Por su parte, Modesto Lomba manifiestas que apostó sin dudarlo por Maricoin tanto desde el punto de vista empresarial, como económico, como social y defendió junto a Llopart la dignificación que representa la elección de la marca.