• Home /

  • /

  • Desarticulada una banda dedicada a la sextorsión bajo amenazas de muerte

Desarticulada una banda dedicada a la sextorsión bajo amenazas de muerte

La Guardia Civil ha detenido en A Coruña y Valencia a cinco personas, tres mujeres y dos hombres. Todos poseen antecedentes por hechos similares.

Silvia

Redactora especializada en Seguridad y Tecnología.

Guardar

Agentes de la Guardia Civil con una de las cinco personas detenidas como presuntas integrantes de una organización criminal dedicada a la sextorsión
Agentes de la Guardia Civil con una de las cinco personas detenidas como presuntas integrantes de una organización criminal dedicada a la sextorsión

La Guardia Civil ha informado a través de un comunicado de la detención de cinco personas, tres mujeres y dos hombres, a los que se les atribuye el delito de pertenencia a una organización criminal que se dedicaba a la sextorsión y que ahora da por desarticulada.

La operación, denominada "Lucrator", se inició tras la denuncia de una víctima en el Puesto de la Guardia Civil de San Juan de Alicante y ha sido desarrollada por el Área de Investigación de esa Unidad, indica el Instituto Armado, que también precisa que los arrestos se han llevado a cabo en A Coruña y Valencia.

Consiguieron hasta 11.500 euros de uno de los perjudicados

Según explica, el 'modus operandi' de esta banda era el siguiente. Primero intervenían las mujeres, ofreciendo mantener encuentros sexuales con ellas a través de las redes sociales. Cuando algún interesado contactaba con ellas, entraba en juego uno de los hombres, exigiendo una transferencia para pagar los servicios sexuales. Sin embargo, las citas nunca llegaban a producirse y los detenidos empezaban a reclamarle "altas cantidades económicas" llegando incluso a amenazar de muerte tanto a él como a su familia si no realizaba el pago.

"El autor le aportaba al extorsionado suficiente información personal para que viera que lo tenían ubicado: le llamaba por su nombre, le expresaba el tiempo que tardarían los sicarios en llegar hasta la localidad en la que se encontraba, o le amenazaba con su trabajo o familia. Esto infundía miedo a los perjudicados, que no dudaban en acceder a los pagos", señala la Benemérita, y añade:

"Aunque la cita nunca se llevaba a cabo, primero pedían una cantidad para abonar el tiempo perdido de la meretriz. En cuanto la víctima lo abonaba, los autores le reclamaban otra cantidad superior para pagar a varios sicarios, y así, sucesivas reclamaciones hasta que el extorsionado ya no podía realizar más pagos por quedarse sin saldo disponible, llegando a estafar 11.500 euros a un mismo perjudicado".

Todos poseen antecedentes por hechos similares

Este es otro de los titulares que se extrae del comunicado de la Guardia Civil. Siguiendo su información, el grupo dificultaba su localización utilizando una gran cantidad de números de teléfono y de cuentas bancarias diferentes.

Tras publicitarse en las redes sociales, las mujeres recibían parte del dinero estafado, que a su vez derivaban a otras cuentas. Paralelamente, uno de los hombres se encargaba de materializar las amenazas mientras que el otro varón, el presunto líder de la banda, de 49 años, dirigía las funciones del resto desde su domicilio en A Coruña.

"Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Alicante. Se han bloqueado cuatro cuentas, y se han recuperado 6.000 euros", apunta el Instituto Armado.