Cuando miles de desconocidos te ayudan a hacer el duelo en redes sociales

Redes sociales como TikTok, Facebook, o incluso YouTube, registran una cantidad notable de vídeos, fotos y mensajes que ayudan a integrar la pérdida de un ser querido, una ruptura sentimental, un puesto de trabajo o incluso la muerte de una mascota.

Pedro Fernaud

Periodista

Guardar

Integrar la pérdida de un ser querido puede ser más fácil si se emplean adecuadamente las redes sociales. Foto de Roman Odintsov para Pexels
Integrar la pérdida de un ser querido puede ser más fácil si se emplean adecuadamente las redes sociales. Foto de Roman Odintsov para Pexels

Midori Anderson y Orlando Foreman se conocieron en Tinder en el verano de 2019, cuando ambos eran estudiantes en la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos. En noviembre de ese año, él le trajo flores y trató de deletrear "¿quieres ser mi novia?" en pétalos de rosa sobre su cama, pero se quedó sin espacio suficiente para hacerlo. Ella guarda en la billetera la tarjeta que él le dio ese día: “No quería comerme las verduras de tu mamá sin que seamos pareja oficialmente”, le dijo. Así empezó una relación que continuó después de graduarse, en 2020, cuando Foreman la ayudó a mudarse a Plano, Texas, y luego regresó para su último año.

Cuando la visitó un fin de semana, en septiembre, salieron a cenar. En el camino a casa, Foreman se desplomó. Ella lo llevó de urgencia al hospital, pero él murió esa noche. Una autopsia mostró que el estudiante rumano, de 23 años, tenía un coágulo en el corazón, lo que le provocó un fallo cardíaco que le causó la muerte.

En el lapso de unas pocas horas, Anderson se quedó sola en su apartamento, con el cepillo de dientes y el estuche con las lentes de contacto de su novio rumano en el fregadero, así como con sus camisas colgadas en el armario. Una sensación de irrealidad y abatimiento la afligió en las siguientes semanas. 

Siento que cuando él murió, me perdí. Me perdí a mi misma. Perdí a alguien a quien le conté todo”, confiesa Anderson, de 24 años, al diario USA Today. 

Un ejemplo concreto de cómo TikTok ayuda a sobrellevar una pérdida 

Para sobrellevar la pérdida, nuestra protagonista elaboró un video de TikTok: "A Day in a Life of a Grieving Girlfriend" (Un día en la vida de una novia que pasa un duelo). La resonancia de su publicación fue formidable. Tanto que su vídeo recibió 900.000 me gusta. “TikTok me hizo sentir como si alguien me estuviera escuchando”, relata la joven.

A través de esa misma red social compartió un vídeo en el que aparecía embalando una caja en la que depositó algunos de sus recursos más significativos junto a Foreman. También en TikTok mostró su nuevo tatuaje ("dragostea mea", que significa mi amor en rumano) y conmemoró el primer aniversario de su muerte. El resumen de este proceso integrador que le ha favorecido la red social china, no deja lugar a dudas al respecto de que algo está cambiando en la manera de elaborar los duelos en este tiempo: “Además de mi madre y un terapeuta, TikTok es lo que me ha ayudado a mantenerme con vida durante uno de los momentos más complejos de mi vida”, reconoce Anderson.

Cualidades y pegas de las redes sociales para integrar las pérdidas 

Para comprender la dimensión que abren las redes sociales en la elaboración de un duelo, nos parece pertinente citar el criterio de Patricia Díaz, psicóloga infanto-juvenil. Entre las cualidades que esta terapeuta considera como positivas, señala el hecho de que las redes sociales posibilitan que el doliente reciba mensajes, y también permiten expresar lo que uno siente de manera anónima y contribuyen a elaborar cierto consuelo. Además, son muy valiosas para integrar despedidas, aunque no sustituyen a las reales. Están indicadas, en suma, para integrar una pérdida ante aquellas personas con las que se comparte menos intimidad, al tiempo que los perfiles de esas redes sociales (RRSS) permiten elaborar, compartir y recibir mensajes póstumos. Aunque estos últimos mensajes no siempre serán los esperados, aspecto que no hay que dejar de contemplar.

Las redes sociales son un instrumento muy habitual que emplea la gente joven para desahogarse. Aunque cada vez son menos exclusivas de este grupo de edad. Posibilitan un espacio anónimo en el que desahogarse con personas que se encuentran en una situación parecida, aunque este intercambio de impresiones no necesariamente funciona como una ayuda. Hay que ser conscientes de que, en muchos casos, puede dificultar la elaboración de un duelo sano. "Lo virtual nunca debe sustituir a lo real. Puede apoyar, e incluso ser un complemento, pero no deberían funcionar como una vía exclusiva" expresa esta psicóloga.

Así mismo, señala la terapeuta, hay que ser cuidadosos con la manera de exhibir y compartir el dolor. El caso es que esos mensajes de condolencias, o destinados a la memoria de la persona fallecida, pueden influir de manera negativa en personas sensibilizadas, o incluso re-traumatizar a personas afectadas ante según qué fallecimientos a consecuencia de las imágenes, vídeos o mensajes que se comparten. 

Algunos porqués adicionales al valor sanador de las RRSS

Sea como fuere existe cierto consenso entre los expertos en que algunas personas, como sucede también a través del ámbito de la litertura o la cinematografía, encuentran consuelo en las redes sociales durante estos momentos tan complejos de la vida, en los que la soledad se experimenta de manera descarnada, según comenta la experta en ayuda al duelo, Anji Carmelo, al diario La Vanguardia. En plataformas como Facebook puedes enterarte de lo que está pasando en tu entorno sin forzarte a nada y sin actuar, pero ya estás participando en la vida; conectas, y la soledad no es tan tremenda”, relata esta especialista en superar duelos. 

Además de la interacción, “la palabra escrita tiene un poder altamente consolador”, agrega Carmelo, que publicó el libro ‘El buen duelo: amor y resiliencia’ a raíz de la pérdida de su pareja. “Al mismo tiempo que estás expresando tus sentimientos, estás hablando con esa persona que ya no está contigo porque piensas que, de alguna forma, energéticamente, esto le está llegando”, argumenta la experta. Y así lo siente Giuliana, que escribe sus posts de Facebook en segunda persona del singular, dirigiéndose a su marido desaparecido.

Claves del éxito de TikTok para favorecer los duelos 

En TikTok, son muy abiertos”, considera Moa Eriksson Krutrök, profesora asociada de medios y comunicaciones en la Universidad de Umeå en Suecia. “La gente está compartiendo su ser más íntimo”. Según Krutrök, la ‘salsa secreta’ de este valor consolador de esta red social, especializada en vídeos cortos, es el feed "Para ti" de TikTok, que está estructurado por algoritmos de recomendación, que en bastantes casos favorecen recomponer el ánimo y recibir una oleada de estímulos que incentivan la aceptación, la gratitud y la esperanza. 

En algunos casos, sin embargo, estos algoritmos han intensificado sentimientos de melancolía, tristeza o desánimo. A ese respecto, TikTok reconoce esas dificultades y alega que ha estado re-entrenando sus algoritmos para reconocer patrones potencialmente dañinos y evitar que las personas caigan en una espiral de abatamiento. La red social de titularidad china también permite a los usuarios filtrar videos con palabras o hashtags que no quieren ver, a modo de precaución anticipatoria, en sus feeds a través de las secciones "Para ti" o "Siguiendo".

Gracias a las redes sociales, las expresiones públicas de duelo ya no se consideran un tabú, dice Heather Servaty-Seib, profesora de psicología que dirige el equipo de investigación de duelo y pérdida en la Universidad de Purdue. Gracias a las redes sociales "existe la posibilidad de suavizar el duelo y la pérdida", argumenta.

Las redes sociales como bálsamo de pérdidas ha crecido a raíz de la covid-19 

Sea como fuere, en los últimos tiempos se ha constatado que buscar una conexión humana en Facebook, Instagram o TikTok se ha vuelto aún más común, especialmente durante la fase más aguda por la pandemia de covid-19, cuando los confinamientos se generalizaron en diferentes lugares del planeta. En ese contexto, "muchas personas tuvieron que afrontar la pérdida mientras la sufrían a distancia", explica Chinasa Elue, profesora asociada de liderazgo educativo en la Universidad Estatal de Kennesaw, en Georgia, Estados Unidos. 

En esa misma sintonía se expresa la YouTuber y terapeuta Kati Morton: “las redes sociales se han convertido en un lugar de apoyo para llorar todo tipo de pérdidas'', señala. “Creo que a menudo nos han dicho que el duelo es algo que sucede cuando alguien muere”, reflexiona Morton. Pero “podemos llorar muchas cosas”. Una ruptura sentimental. La pérdida de un trabajo. La muerte de una mascota. O incluso el aislamiento social durante la pandemia.Creo que la gente se siente bien al escuchar que otras personas están pasando por algo similar, que no están solos y que hay una palabra para expresarlo”, resume Morton.

Las RRSS: una posibilidad para integrar la muerte de manera más social y equilibrada 

Vivimos de espaldas a la muerte y a todo lo que la rodea. No sabemos qué transmitir a los niños, los tanatorios quedan fuera de la ciudad, continuamos viviendo como si fuéramos inmortales… Sin embargo, cada vez hay más personas que hablan públicamente de sus sentimientos por la pérdida de un ser querido en plataformas como las redes sociales, mostrando abiertamente cómo se sienten”, señala Montserrat Lacalle Sisteré, profesora colaboradora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Según explica la profesora Lacalle, las plataformas sociales pueden ser una eficaz herramienta de apoyo durante el proceso de duelo, y una de las vías para recuperar la manifestación del duelo como vivencia social que en los últimos tiempos se había perdido. “Antes, cuando nuestras abuelas o bisabuelas perdían a un familiar, vestían de negro, llevando luto durante años, y eso ha desaparecido. Pero el proceso de duelo comporta una dimensión social vinculada con cómo estás afrontando esa pérdida, y es posible que estos huecos que han quedado los estén cubriendo las redes sociales”, señala.

Además, el hecho de compartir lo que uno piensa y siente ante los demás “puede validar lo que estás sintiendo y ayudarte a re-situarte y a ver qué posición tienes ahora delante de los otros: viudo o viuda, huérfana o huérfano… Hay identidades que se construyen psicológicamente mediante la mirada del otro: cómo me siento yo cuando me expongo socialmente. Las redes sociales pueden hacer un buen trabajo en esa área, aunque siempre teniendo en cuenta que cada persona es única y singular, y establecer un patrón es difícil”.

En la misma línea se manifiesta Mireia Cabero Jounou, profesora colaboradora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, al afirmar que la comunidad virtual puede servir de apoyo a una persona en proceso de duelo, especialmente ante algunas circunstancias específicas. “Aprender a aceptar la ausencia constante de una persona querida y a convivir con este vacío requiere tiempo y "fórmulas" personales. Una de ellas puede ser compartir el proceso de duelo y el recuerdo de la persona amada mediante las redes sociales, algo que resulta  muy reparador cuando el dolor duele demasiado y la persona necesita compartir el proceso y el recuerdo acompañada de su comunidad virtual, o si necesita de la acogida y el abrazo virtuales de las personas que siguen su proceso en las redes. Estas también pueden ayudar si siente que en su vida presencial (la no virtual) el apoyo, el cariño y la compañía que recibe no son suficientes. Por último, las redes sociales pueden ser útiles cuando la persona afectada necesita que su comunidad, por medio de las publicaciones, aporte reconocimiento y homenaje a la persona amada”, detalla.

 

Archivado en: