El teletrabajo ocasiona una nueva enfermedad: la ansiedad digital

Los expertos identifican un grave problema derivado del miedo a los ciberriesgos y la pérdida de privacidad, entre otros factores

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

Los expertos en ciberpsicología han identificado un grave problema derivado del teletrabajo la ansiedad digital.
Los expertos en ciberpsicología han identificado un grave problema derivado del teletrabajo la ansiedad digital.

El teletrabajo ha llegado para quedarse, no se cansan de repetir sus defensores, aunque no todo son ventajas para los trabajadores. Y no estamos hablando de la añoranza de la socialización, o el hecho de tener que asumir los gastos de luz, gas, teléfono, calefacción o aire acondicionado, sino a un nuevo mal, la ansiedad digital.

Según un nuevo análisis del proveedor de seguridad cibernética F-Secure, publicado en CISO Mag, trabajar desde nuestra casa provoca una ansiedad que va mucho más allá del miedo a que se nos quemen las lentejas mientras le damos a la tecla ante el ordenador.

La encuesta reveló que más del 67% de los usuarios de Internet que trabajan desde casa informaron que se preocupan cada vez más por su seguridad y privacidad en línea, incluso si no pasa nada, en comparación con aquellos que trabajan en una oficina. 

El Profesor titular de Ciberpsicología en la Universidad de Nottingham Trent Lee Hadlington, que ha investigado la adherencia de los empleados a las prácticas de seguridad cibernética en el lugar de trabajo, manifestó que es perfectamente comprensible que las modificaciones repentinas de hábitos de las personas con el teletrabajo aumenten su ansiedad ante posibles ciberataques. Tiene sentido que el cambio repentino de las personas al teletrabajo aumente su ansiedad sobre las amenazas en línea.

“No sorprende que las personas hayan comenzado a preocuparse más por la seguridad cibernética, particularmente cuando trabajan desde casa. Muchas personas fueron empujadas a la "nueva normalidad" del trabajo en el hogar con muy poca preparación, capacitación o equipo. No olvidemos que, para la mayoría de las personas en un entorno de trabajo, la seguridad cibernética generalmente es un segundo pensamiento y, por lo general, es algo que se considera responsabilidad de otra persona en la empresa. Esto, junto con el hecho de que muchos trabajadores a domicilio tienen entornos de trabajo en el hogar menos que perfectos (por ejemplo, escritorios en partes concurridas de la casa, niños, mascotas, conexión a Internet limitada/deficiente, conocimiento práctico limitado de la tecnología basada en Internet), significa que estos temores de seguridad cibernética podrían ser sintomático de una combinación de factores”, ha manifestado.

En resumidas cuentas, los trabajadores se sienten desprotegidos, una especie de CISOS en su propia miniempresa, y cargan con responsabilidades que no deberían asumir. A veces solo pueden recurrir a departamentos de asistencia y soporte informático online subcontratados por la empresa, tan desbordados de trabajo como ellos, que, a veces, también están teletrabajando. 

Con respecto a la encuesta, si bien las preocupaciones sobre la seguridad y la privacidad en línea ocuparon los primeros puestos entre los motivos de angustia digital, hay muchos otros aspectos que preocupan a los teletrabajadores. Estas son las cifras. 

  • El 65 % de los que trabajan desde casa dijeron que Internet se está convirtiendo en un lugar más peligroso, en comparación con el 54% de los demás encuestados que disponen de un local facilitado por la empresa para teletrabajar.
  • El 63% de los trabajadores remotos dijeron que las preocupaciones sobre la privacidad de los datos han cambiado la forma en que usan Internet, en comparación con el 48% de los demás encuestados.
  • El 71% de los trabajadores remotos dijeron que los nuevos dispositivos conectados a Internet, como los dispositivos portátiles y los electrodomésticos conectados, podrían generar una violación de su privacidad, en comparación con el 64 % de los trabajadores no remotos.
  • El 70% de los trabajadores remotos se sentían cada vez más incómodos al conectarse a redes wifi públicas debido a los riesgos de seguridad, en comparación con el 63 % de los demás encuestados.

Restringir qué tipo de cosas haces en cada dispositivo y durante qué horas 

No es fácil teletrabajar. Sin espacios diferentes, resulta a veces difícil concentrarse. Y a veces cuesta trabajo desconectar o incluso convivir con la familia si esta está también teletrabajando. Y eso sin contar con las paranoias muy justificadas derivadas de las ciberamenazas. La receta de los ciberexpertos y psicólogos es separar.  

Trabajar desde casa también podría haber significado que las personas podrían haber tenido más tiempo para concentrarse en otros aspectos de su vida laboral y dedicar más tiempo a la autorreflexión y aspectos de superación personal; esto podría haber incluido una reevaluación de los riesgos cibernéticos en su vida diaria. La pandemia también significó que las personas estuvieran aisladas, y muchas recurrieron a lo único a lo que tenían acceso: Internet. Por supuesto, pasar más tiempo dedicado a una actividad podría conducir a un aumento en la percepción de riesgo, particularmente cuando las personas están sujetas a noticias negativas sobre temas relacionados con la seguridad cibernética”, dijo el Dr.  Hadlington.

Según el consultor de seguridad de F-Secure, Tom Gaffney, administrar la seguridad mientras se trabaja de forma remota requiere medidas técnicas de seguridad que protegen los datos y los dispositivos, pero también pasos para mantener separadas las vidas personales y profesionales de las personas. Y eso no es fácil, especialmente cuando las empresas recurren al BYOD, por sus siglas en inglés "tráete tu propio equipo", una manera de ahorrar costes que puede salir muy cara tanto a los trabajadores como a las empresas. 

Los pasos que todos pueden tomar para protegerse a sí mismos y a su privacidad cuando trabajan desde casa incluyen actualizar sus dispositivos y software, asegurarse de que sus dispositivos personales tengan software de seguridad instalado y algunas otras medidas básicas de seguridad de la información”, dijo Gaffney. “Pero mantener sus actividades en línea personales y profesionales separadas entre sí puede ser tan importante como cualquiera de estos consejos. Restringir qué tipo de cosas haces en cada dispositivo y durante qué horas puede ser una forma esencial de aliviar la ansiedad digital”.

Archivado en: