Contenido ofrecido por
Aeternal Mentis

La Inteligencia Artificial que ayuda a los niños a escribir sus propios cuentos

Desarrollada en Zaragoza, está pensada para que niños de 8 a 13 años desarrollen la creatividad y aumenten la comprensión lectora.

Guardar

¿Qué puede haber mejor para un padre? ¿Una Inteligencia Artificial que sea capaz de contar cuentos? No, aún puede ser mejor: una IA capaz de enseñar a los niños a escribir cuentos y contárselos a sus hermanos o familiares. Ésa es al menos la idea sobre la que la emprendedora paraguaya Neme Zerga ha creado iCuento, un asistente de creación de cuentos para niños de primaria que sugiere ideas para continuar los relatos.

iCuento está pensado para ayudar a niños en edad escolar –de entre 8 y 13 años– a fijar conocimientos de comprensión lectora, a desarrollar la creatividad y a incentivarles de manera positiva a la redacción creativa. A medida que los niños van redactando sus historias, uGenio, el ingenioso nombre de esta inteligencia artificial, les va sugiriendo ideas, que ellos pueden aceptar o no.  

Así, el niño podrá aceptar o no las sugerencias de uGenio, desarrollando también sus capacidades de elección o de filtro. Según explica su autora en El Heraldo de Aragón, los niños “activan sus propios motores reflexivos y de comprensión lectora al seleccionar las sugerencias más probables entre el listado que brinda la herramienta, que no es perfecta”.

En su opinión, la riqueza de este tipo de tecnologías está en los resultados que se pueden dar al hacer un uso humano de ellas, integrándose junto a los procesos cognitivos de niñas y niños. “Básicamente, la ‘chicha’ está en los estímulos que puede generar en el alumnado, ya que, gracias a este tipo de tecnologías, niñas y niños que no tienen mucho contacto con la creación literaria se animan a crear cuentos al ser una experiencia muy divertida", afirma.

Cómo funciona

Para acceder a iCuento hay que suscribirse a un newsletter y posteriormente se obtiene el acceso a una página en blanco donde los jóvenes creadores pueden escribir. En el momento en el que lo deseen pueden pedir opciones a la Inteligencia Artificial, que les ofrecerá varias opciones para continuar el cuento.

El usuario puede elegir una de ellas o descartarlas todas y seguir escribiendo. Antes de comenzar la creación, los niños podrán elegir el tamaño del cuento y el número de sugerencias que quieren recibir para terminarlo.

uGenio
uGenio

 

El trabajo  ha sido desarrollado por la empresa CuenTale junto al equipo de Big Data de Itainnova, el Instituto Tecnológico de Aragón, a través de la convocatoria de proyectos Innoidea. El proyecto fue finalista de la 10º edición del Semillero de ideas y se ha creado en el ecosistema de Zaragoza Activa.

La aplicación iCuento ha aprendido a escribir leyendo, en concreto con alrededor de 10.000 frases de cuentos infantiles en español seleccionados por CuenTale con el fin de que este aprendiera la estructura y lenguaje propios de los cuentos infantiles. El repositorio de 300 cuentos seleccionados incluye temáticas basadas en derechos fundamentales, cuentos tradicionales y cuentos de acceso universal.

Más allá de los cuentos, herramientas de generación de texto como esta podrían aplicarse -dicen sus creadores- para sugerir al usuario texto para autocompletar la consulta en buscadores de recuperación de información basada en palabras clave; generar poemas, chistes, artículos, guiones de películas, libros, eslóganes publicitarios, código fuente o generar títulos asociados a una imagen.