Contenido ofrecido por
Aeternal Mentis

Planean construir un hotel volador para 5.000 personas gestionado con inteligencia artificial

De momento es solo de un proyecto a largo plazo, pero el video de presentación está arrasando en las redes sociales

Guardar

Hotel volador
Hotel volador

El concepto de “hotel volador” parece de ciencia ficción, y realmente lo es. El proyecto del ingeniero yemení Hashem Al-Ghaili  dista mucho de ser una realidad, o de tener fecha de entrega, pero ya se puede visualizar en un video que está causando furor en las redes sociales. Esta primera visión, que trata de imaginar cómo será la aviación del futuro, está basada en una obra de arte original de 2011 del artista conceptual e ilustrador de videojuegos Tony Holmsten.

hotel volador

El Sky Cruise, como se ha bautizado al hotel volador, tendrá capacidad para 5.000 pasajeros, restaurantes de lujo, piscinas, un teatro y un cine, gimnasios, centros comerciales, zona infantil, salón de actos, ascensores y un mirador con unas espléndidas vistas panorámicas de 360 grados.

Para evitar los repostajes,  el hotel cuenta con 20 motores de fusión nuclear y su objetivo es volar únicamente con energía limpia, para dejar una huella de carbono cero. De hecho, la energía ilimitada podría mantener al Sky Cruise suspendido en el aire durante “varios años” por lo que, para embarcar y desembarcar, los viajeros tendrían que usar pasarelas en aire con acople a aviones más pequeños.

Este mastodóntico avión es totalmente autónomo y está gestionado por un sistema de inteligencia artificial que incluye un sistema antiturbulencias. Tanto las reparaciones como el mantenimiento del aparato y los reabastecimientos se harían en el aire: aviones comerciales con motores eléctricos y jets privados se acoplarían al avión-hotel, descargarían todo lo que fuera necesario y partirían de nuevo.

Bodas y eventos a bordo

El Sky Cruise dispone de un área independiente para conferencias, reuniones de negocios y todo tipo de eventos, como bodas, que pueden oficiarse a bordo. Incluye un pequeño hospital para cuidar de la salud de todos los huéspedes y de la tripulación, con el fin de que se encuentren sanos en todo momento.

Pero la joya de la corona es, sin duda, su espectacular mirador superior de 360 grados situado en la cola del avión, desde donde los pasajeros pueden contemplar unas vistas impresionantes. Aparte, hay otras tres cúpulas de observación a cada lado del avión.