La energía del sonido que permite ahorrar en calefacción y agua caliente

Una empresa francesa está desarrollando una nueva bomba de calor termoacústica que podría cambiar el modo en que utilizamos el agua caliente y la calefacción en los hogares.

Guardar

acoustic heat pump
acoustic heat pump

La empresa francesa Equium está desarrollando una nueva bomba de calor termoacústica que podría cambiar para siempre el modo en que utilizamos el agua caliente y la calefacción en los hogares. O, dicho de otra forma, conseguir que sean más baratas, una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos europeos en los últimos tiempos. 

Para ello, ha presentado un sistema que usa el sonido para generar calor y frío, y que puede instalarse en cualquier vivienda sin alterar mucho la estética de la misma. La empresa usa un altavoz Hi-Fi para generar la onda acústica, con un sistema bastante silencioso. Si se quiere tener más potencia, los usuarios deben subir el volumen de la bomba, que tiene un total de tres niveles, que van desde los 10 a los 30 decibelios. 

El núcleo de estas máquinas suele permanecer en estado gaseoso y, para ello, usan helio que puede continuar siendo gas hasta los -200 °C. La marca francesa ha creado un mecanismo distinto al de las bombas tradicionales, ya que generalmente suelen tener un límite de temperatura que se produce en el cambio de fase de líquido a gas del refrigerante que usan. 

El equipo de Equium ha conseguido que su modelo termoacústico funcione con un proceso de compresión y expansión. De este modo, las ondas sonoras generan calor durante la compresión y frío con la expansión. Además, la compañía asegura que su invento puede ofrecer agua caliente sanitaria a temperaturas de hasta 80 °C. 

Disponible no antes de julio 

El principal problema con el que cuenta esta tecnología es que aún no está disponible, aunque no habrá que esperar demasiado para ello. La empresa cuenta con poderla comercializar en el segundo semestre de este año, y aunque se desconoce todavía el precio final de la instalación, aseguran que el núcleo de la bomba de calor tendrá una vida útil de hasta 30 años. 

La energía del sonido

 

La energía del sonido tiene además otras virtudes además del ahorro. Las ondas acústicas pueden reducir las emisiones de gases contaminantes, además de reducir los costes de producción del hidrógeno renovable.  

Según una reciente investigación de la Universidad Real Instituto de Tecnología de Melbourne (Australia), las ondas acústicas pueden extraer 14 veces más cantidad de hidrógeno durante la electrólisis del agua, el proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad.   

La calefacción de los edificios es responsable de 4 gigatoneladas (Gt) de emisiones de CO2 al año, el 10% de las emisiones mundiales. Con sistemas como las bombas de calor tradicionales o este novedoso sistema de ondas sonoras se pueden reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero en los principales mercados de calefacción.