ADT ultima la compra del negocio de las alarmas de INV

Según Expansión, la filial del gigante estadounidense quiere acercarse al segundo puesto en el mercado español, que ahora ocupa Movistar Prosegur Alarmas.

Guardar

 La intención de ADT con esta operación es acercarse a las cifras de Movistar Prosegur Alarmas.
La intención de ADT con esta operación es acercarse a las cifras de Movistar Prosegur Alarmas.

Más de un centenar de compañías compiten en el mercado de las alarmas español, pero solo unas pocas lo dominan. Así lo reflejamos en la radiografía que realizamos recientemente a este sector, en la que analizamos la cuota de clientes de las principales empresas de seguridad de nuestro país y también descubrimos cuáles son las percepciones y perspectivas de cada una de ellas.

A la cabeza del ranking situamos a Securitas Direct, que se mantiene líder con alrededor de 1.100.000 clientes. En segundo lugar a Movistar Prosegur Alarmas, la joint venture participada al 50% por Movistar y Prosegur, y que desde que se puso en marcha hace un año y medio ha pasado de tener 220.000 clientes a 300.000. Nuestro pódium lo completaba ADT, que cuenta con entre 115.000 y 120.000 clientes y que comentamos se ha marcado el objetivo a corto-medio plazo de alcanzar los 200.000.

Según dijimos, una de sus armas para lograrlo es su nueva plataforma de seguridad y hogar inteligente, el Panel IQ de Qolsys que presentó el mes pasado en la Feria Aotec 2021 y que va a aterrizar en nuestro país en 2022. Ahora, el diario Expansión ha revelado que la unidad de negocio residencial de Johnson Controls está preparando otro golpe en el mercado: la adquisición del negocio de las alarmas de INV, uno de sus rivales en España y el dueño del cuarto puesto en nuestro ranking con entre 60.000 y 70.000 clientes.

De acuerdo al citado medio, que cita fuentes del mercado, la operación de compra se encuentra en una "fase avanzada, en plena 'due diligence'" y la intención de ADT es acercarse a las cifras de Movistar Prosegur Alarmas.

"Con la compra de INV, el grupo ADT sumaría alrededor de 35.000 nuevos clientes a su base de usuarios y se situaría en unos 170.000, acercándose al tamaño del número dos", indica el diario, que explica lo siguiente en cuanto al montante que puede implicar la operación.

"En la actualidad, el valor de las compañías del sector de alarmas de seguridad se sitúa alrededor de 2.500 euros por cliente, aunque es una cifra que depende del ingreso medio que se obtenga por usuario. Pero con esa valoración, la operación de compra por parte de ADT podría situarse en una horquilla alrededor de los 90 o 100 millones de euros".

Siguiendo su información, el negocio de las alarmas de INV facturó 71 millones de euros en 2019, convirtiéndose en la principal fuente de ingresos del grupo INV siendo el responsable del 48,5 % del total de sus ingresos, que alcanzaron los 146,5 millones de euros.

El negocio de las alarmas en España, un mercado en plena transformación

Expansión también se refiere a la notable transformación que ha experimentado el mercado de las alarmas para el hogar en España a raíz del desembarco de Telefónica en el sector de la mano de Prosegur. Según indica, su entrada "ha endurecido las condiciones del mercado al bajar los precios estándar, introducir agresivas promociones y no cobrar el equipamiento tecnologico".

"Eso ha hecho reaccionar a Securitas Direct que, a su vez, ha redoblado la presión comercial, lo que está complicando la actividad a los grupos más pequeños. Los observadores señalan que en este escenario es previsible un proceso de concentración del atomizado sector español, en el que compiten más de 100 compañías", concluye el diario.