Covid 19: Los vigilantes, héroes en fin de año sin suficiente protección

APROSER insiste en que estos profesionales no cuentan con ningún tipo de trato preferente en el acceso a la vacunación o test de antígenos, y que el reconocimiento público que reciben debe reflejarse en hechos concretos-

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

Los vigilantes de Seguridad no reciben trato de personal esencial frente al Covid
Los vigilantes de Seguridad no reciben trato de personal esencial frente al Covid

La pandemia y otros factores les ha hecho hacerse cargo de infinidad de funciones que antes no llevaban a cabo, desde tomar la temperatura hasta contestar a cualquier pregunta de los usuarios y clientes de servicios y establecimientos. La sociedad ha reconocido el extraordinario trabajo que han llevado a cabo, pero no se plasma en hechos concretos por parte de las administraciones públicas. 

Cerca de 50.000 vigilantes de seguridad trabajarán en Nochevieja y en las festividades de Año Nuevo y la Noche de Reyes. Como tantos otros trabajadores de servicios esenciales prestarán su servicio a la sociedad para que el resto de la ciuddanía pueda disfrutar con la mayor seguridad posible de estas festividades, este año, como el anterior, con los condicionantes y restricciones que la situación impuesta por el Covid demanda.  

Pero ellos tienen derecho también a sentirse más seguros. Desde Aproser, la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad, que agrupa más del 70% del sector en territorio nacional, así como a la mayor parte de la plantilla de profesionales y a todas las empresas de este ámbito con más de 5.000 trabajadores, han emitido un comunicado contundente.

El sector de la Seguridad Privada se ofrece a como elemento de apoyo a los dispositivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de cara a los nuevos riesgos y amenazas a los que deben hacer frente 

Cuando miles de Policías , Guardias Civiles y personal esencial,  han sido contagiados por por el virus de la Covid, tras el repunte de la variante Omicron, según ha podido saber Escudo Digital, el comunicado tiene una especial relevancia.  

Señalan que los profesionales seguirán complementando la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los centros y áreas comerciales, en las grandes infraestructuras de transporte, en los hospitales y centros sanitarios y en otros muchos entornos en los que su desempeño ha sido, es y será fundamental para garantizar tanto la seguridad como la percepción de la misma por parte de la ciudadanía. No en vano, afirman "un 86% de los ciudadanos consultados en el Estudio Sociológico sobre la percepción de la Seguridad Privada en España manifiestan sentirse más seguros en aquellos entornos en los que hay presencia de vigilantes de seguridad".

Esta función puede ser reforzada en estos días festivos, en los que los dispositivos de seguridad privada podrían adquirir una relevancia primordial como elemento de apoyo a los dispositivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de cara a los nuevos riesgos y amenazas específicas a las que deben hacer frente.

Los profesionales del sector de la seguridad privada, desde el inicio de la pandemia, se convirtieron en personas necesarias e imprescindibles trabajando en primera línea, ayudando a la población y manteniendo entornos seguros.

La labor de estos profesionales fue declarada como esencial en aquellos momentos, pero ni se materializó ni sigue materializándose en ningún trato especial por parte de las autoridades públicas, a diferencia de otros colectivos también vinculados a la seguridad, emergencias o protección civil.

Los ciudadanos, en cambio, y concretamente el 85% de los españoles considera que los profesionales de la Seguridad Privada que estén en contacto directo con ciudadanos deberían tener acceso preferente a equipos y medidas de protección, como la vacuna contra el COVID o las diferentes pruebas de antígenos.

El mensaje de Felipe VI sobre la seguridad en su discurso de Nochebuena

 

El comunicado añade que e sector de  la seguridad privada es consciente de los difíciles momentos que atraviesan las familias, y los ciudadanos, en general justo en estas señaladas fechas, "y las dificultades que, como han puesto de relieve los medios de comunicación, están sufriendo las autoridades para garantizar la provisión del servicio público de seguridad, como consecuencia del exponencial crecimiento de los contagios en el mismo".

Añaden que las empresas y los profesionales del sector, al margen de las dificultades que igualmente les comporta la expansión de la pandemia, se ponen una vez más a disposición de las autoridades públicas para que, al amparo de lo dispuesto en el artículo 41.3 de la Ley de Seguridad Privada, "puedan llevarse a cabo servicios de vigilancia y seguridad participando en la prestación de servicios encomendados a la seguridad pública, complementando así la acción policial".

Estos trabajos, apunta Aproser, podrían ser ejercidos previa decisión de las autoridades competentes y siguiendo estrictamente las órdenes e instrucciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y, una vez más, permitirían evidenciar el papel esencial y especialmente colaborador de la seguridad privada en beneficio de la ciudadanía.

Esta es una opción que las autoridades públicas deberían considerar y contemplar, contribuyendo así, de modo eficaz, al interés público. No en vano el cierre del mensaje de Su Majestad el Rey esta pasada Nochebuena: “No me extiendo más, pero recordemos que esta noche también hay muchas personas velando por nuestra salud, por nuestra seguridad y tranquilidad, y garantizando los servicios públicos… Todos ellos, merecen nuestro reconocimiento y que les tengamos especialmente presentes en estas fechas”.