Destituida la Dircom del CNI, Sonia Sánchez Mula

Ya han comenzado las purgas, como temían algunos empleados del CNI. La jefa de prensa de Paz Esteban también ha sido cesada.

Sara Olivo

Guardar

El CNI atraviesa por un momento complicado
El CNI atraviesa por un momento complicado

Según ha podido saber Escudo Digital de fuentes de absoluta solvencia, la dircom del CNI, Sonia Sánchez Mula, ha sido destituida. Nos hemos puesto en comunicación tanto con el Ministerio de Defensa como con el CNI y al cierre de estas líneas no han confirmado ni desmentido la noticia. Como ya informó Escudo Digital, se temen purgas dentro del CNI para satisfacer las aspiraciones de los socios del Gobierno del entorno independentista. 

Sonia Sánchez Mula, una mujer de reputada profesionalidad, fue nombrada directora de Comunicación del Centro Nacional de Inteligencia en el 2018, y aunque fue jefa de prensa de Soraya Sáenz de Santamaría en las elecciones primarias del Partido Popular y en el tiempo que esta permaneció en la presidencia del Gobierno, tanto Margarita Robles como Pedro Sánchez jamás habían puesto ninguna objeción a su desempeño.  Anteriormente ocupó los cargos de jefa de prensa de Federico Ramos de Armas, secretario de Estado de Medio Ambiente, y durante tres meses fue Jefa de Prensa de este ministerio. Se espera que la nueva jefa o jefe de comunicación acceda al puesto mediante un proceso de concurso de méritos. La persona que ha sucedido a Paz Esteban, Esperanza Casteleiro, es, afortunadamente, una persona "de la casa de toda la vida", según ha sido descrita por sus propios compañeros.

Una profesional todo terrreno

Licenciada en Ciencias de la Información en la rama de Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ejerció como editora en los servicios informativos de Punto Radio, ha sido directora de musicales en Europa FM y locutora de Onda Mini. 

El cese de Paz Esteban ha abierto una de las crisis reputacionales más graves a las que se ha enfrentado el Gobierno. Y eso que la directora del CNI, Paz Esteban, y, por ende, su Dircom se comportaron de forma absolutamente transparente, admitiendo las escuchas que habían sido llevadas a cabo con órdenes judiciales. Para salvar la cara, Pedro Sánchez decidió prescindir de la máxima responsable de los espías españoles. Aunque se esperaba que Margarita Robles dimitiera, no lo ha hecho. Los socios independentistas del Gobierno han pedido su cese, pero incluso desde dentro del Ministerio de Defensa hay quien piensa que debería haber presentado su renuncia en un gesto de dignidad. Paz Esteban no hizo nada que desconociera la ministra, afirman nuestras fuentes. 

Como se recordará, el teléfono de Pere Aragonés, presidente de la Generalitat figuraba entre los pinchados por el CNI en el llamado caso Pegasus. Fue el Tribunal Supremo quien dio la autorización pertinente.

Archivado en: