Lattre du Plessis

Opinión

¿Pero somos idiotas y nos lo tragamos todo?

Guardar

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez se reúne con el Rey de Marruecos Mohamed VI (2018) - Europa Press.
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez se reúne con el Rey de Marruecos Mohamed VI (2018) - Europa Press.

En la sede de la soberanía popular, el Congreso, Pedro Sánchez ha intentado justificar su (y recalco el “su” porque con todo el Congreso en contra no es la postura del pueblo español y mucho menos el de la oposición) cambio de postura frente al conflicto del Sahara basándose en dos motivos:

Primero, el considerar su propuesta (la de Marruecos) de autonomía como “la base más seria, realista y creíble para la resolución del contencioso”. Ese es parte de su mantra, y lo repite una y otra vez. Si el ministro Albares es quien le ha aconsejado esto es para echarle mañana mismo. Es el resultado de ascender a buenos fontaneros (Bolaños, Albades, etc.) a la categoría de ministros.

Primera Lección Básica de pensamiento único marroquí: la trilogía sagrada del pensamiento marroquí es Dios, Patria, Rey (lo mismo que la marcha Oriamendi, qué bien se llevarían estos con los carlistas.

 

Dentro de esa trilogía, Dios y Rey son lo mismo porque el rey es el líder político y religioso de Marruecos.

Lo de Patria lo puedes dejar concretado en el Majzén (es un término que designaba antiguamente al Estado marroquí y en la actualidad a su oligarquía o gobierno en la sombra).

Esto es así hasta tal punto, y me gustaría que Sánchez y Albares lo interiorizasen, que en Marruecos se habla de dos tipos de regiones o territorios:

La zona de Rabat, Marrakech, etc que venía a ser un 30% del territorio, la zona mas oficial y que se le denomina Blad el-Majzen o zona del Gobierno. Y la zona más rebelde, donde verdaderamente el rey de Marruecos no tenía una autoridad consolidada, aunque sí religiosa a través de los ulemas, denominada Blad es-Siba’ o zona rebelde.

Dentro de Blad es-Siba’, la zona mas conocida es la del Rif.

La población del Rif es mayoritariamente amazig y nunca ha aceptado plenamente su integración en Marruecos tras la colonización española. Siempre te hablan del recuerdo de la República del Rif, liderada por Abdelkrim, que logró entre 1921 y 1926 ser independiente.

Como dice, entre bromas, mi amigo Chahmi –casado con una catalana-, “duramos cinco años más que la Republica catalana”.

Si según Albares y Sánchez la propuesta del Gobierno de Marruecos es de autonomía para el Sahara, es “la base más seria, realista y creíble para la resolución del contencioso”, considerando la ocupación y represión actual del Rif, como territorio Blad es-Siba, comparado con el Sahara habría que preguntarse qué sería este último. O Sánchez y Albares son idiotas, o nos toman por idiotas al resto.

Repito las palabras de Sánchez en el Congreso: “es la base más seria, creíble y realista” para resolver “un conflicto demasiado largo”.

Vamos a la segunda parte del mantra con la que Pedro Sánchez defiende "su" propuesta ante el conflicto del Sáhara, a la parte de que este es “demasiado largo”. Desde 1956 a hoy, Marruecos ha duplicado con creces su extensión inicial, empleando sobre todo al ejército Real.

Imagen1
Expansión de Marruecos.

Si Sánchez lo considera “demasiado largo” le recomiendo repase los deberes internos de conciliar el modelo cuasi federal de los Habsburgo frente al centralista de los Borbones, que culminó en 1715 con la desaparición de la corona de Aragón; es decir, hace 207 años.