• Home /

  • Tecnología /

  • El Gobierno destinará 7.250 millones de euros a la fabricación de microchips de menos de cinco nanómetros

El Gobierno destinará 7.250 millones de euros a la fabricación de microchips de menos de cinco nanómetros

España, ya sea con Intel o Qualcom, podría convertirse en sede de una instalación sin competencia en Europa.

Guardar

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

El Gobierno de España ha decidido destinar 7.250 millones de euros de los 12.250 millones de euros destinados durante los próximos cinco años del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica de Microelectrónica y Semiconductores (Perte Chip), aprobado este martes, a disponer de capacidad de fabricación por debajo de cinco nanómetros.

Según el resumen del plan publicado la tarde después de su aprobación, se destinaría así la mayor inversión a atraer a al menos un fabricante de chips de última generación, lo que convertiría a España en destinatario de una instalación sin parangón en Europa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido este pasado martes en el foro de Davos (Suiza) con los máximos directivos de Intel y Qualcomm, dos de las empresas que cuentan con la capacidad de desarrollar chips de estas medidas.

El objetivo del sector es reducir hasta un nanómetro la dimensión de los chips, lo que aumentaría su eficiencia y rendimiento. Este proceso supone grandes inversiones, como, por ejemplo, la de Samsung, que invertirá 18.000 millones de dólares (16.772 millones de euros) en una fábrica de chips de tres nanómetros en Texas (EE.UU.), según recoge el propio Gobierno en su memoria.

Por otra parte, el Ejecutivo invertirá 2.100 millones de euros en atraer fabricantes de chips por encima de esta dimensión. Este tipo de componentes se suelen usar en los sectores de automoción y en electrodomésticos.

La segunda mayor inversión del Ejecutivo será en la estrategia de diseño de chips en España con 1.330 millones de euros, de los que 950 millones irán destinados a la creación de empresas 'fabless' y otros 300 millones a la puesta en marcha de una línea de pruebas. Asimismo, los 80 millones de euros restantes irán destinados a la formación y capacitación de personas en este campo.

Jaime Martorell lidera el proyecto

El Perte Chip destina 1.165 millones de euros al refuerzo de la capacidad científica divididos en 475 millones de euros para el desarrollo de I+D+i sobre microprocesadores de vanguardia y arquitecturas alternativas, 150 millones de euros para la fotónica integrada y 40 millones de euros para chips cuánticos.

Los 500 millones de euros restantes irán destinados a una línea de financiación para los once proyectos presentados al Proyecto Importante de Interés Común Europeo (IPCEI) de Microelectrónica y Tecnologías de la Comunicación (IPCEI ME-TC).

Por último, el Gobierno invertirá 200 millones en apoyar startups y otros 200 millones en reforzar la capacidad de producción y fabricación de la industria TIC española, con el objetivo de generar demanda para los chips. Asimismo, el Alto Comisionado, dirigido por Jaime Martorell, tendrá un presupuesto de cinco millones de euros.

La financiación del proyecto se realizará a través de la adenda al Plan de Recuperación prevista para la segunda mitad del año y los créditos de los fondos Next Generation, que aún no han sido solicitados por el Gobierno.

Por su parte, el presidente de Ametic, Pedro Mier, ha asegurado que la puesta en marcha de este Perte Chip se trata de una "excelente noticia" que la patronal de la industria digital viene reclamando desde hace bastante tiempo.

"La clave será que sepamos utilizarlo correctamente", ha asegurado el directivo, que ha llamado a que el Perte se traduzca en la "transformación real" de la "incipiente industria de microelectrónica en un sector potente".

Para ello, ha hecho hincapié en la importancia en la formación, especialmente en el campo de la tecnología abierta como RISC V, y en el apoyo a la industria radica en España, tanto las que cuentan con su centro de decisión en el país, como las multinacionales.

Archivado en: