Contenido ofrecido por
Aeternal Mentis

España, primer país de Europa en testar el Reglamento de Inteligencia Artificial

España será el primer país en contar con una Agencia Estatal de Supervisión de la Inteligencia Artificial.

Guardar

Carme Artigas
Carme Artigas

España será el primer país del viejo continente en probar el funcionamiento efectivo del Reglamento Europeo de Inteligencia Artificial. Así lo ha anunciado Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, durante el ciclo de encuentros de los Programas de Liderazgo Público y Corporativo en Emprendimiento e Innovación, organizado por Deusto Business School e ICADE Business School.

Según informa InnovaSpain, España será pionera en aterrizar a partir de junio “una legislación muy bien diseñada” al convertirla en algo aplicable para las empresas. La secretaria de Estado ha abogado por terminar con los problemas ligados a la introducción de estas nuevas normativas, como los vividos tras la aprobación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

“Vamos a testar qué significa aplicar el reglamento, cómo se auditan los algoritmos o qué tenemos que pedir a las empresas”. Artigas ha añadido que en su área serán “muy proactivos” a la hora de medir todos estos impactos -en una auditoría que trasladarán a Bruselas- y que invitarán a la industria a participar activamente en el proceso a través de distintos sandbox.

No en vano, España será el primer país en contar con una Agencia Estatal de Supervisión de la Inteligencia Artificial, un compromiso que la Secretaría de Estado espera ver cumplido antes de que concluya 2022. Tanto Granada como Galicia se han postulado para acoger la sede de este nuevo organismo.

No a la tecnología sin cortapisas

“No podemos permitir que la tecnología se desarrolle sin ninguna cortapisa. La nuestra es una generación transitoria, a caballo entre dos revoluciones: una cuyo modelo ya no funciona y otra que está por definirse. Al reto de la sostenibilidad y el cambio climático tenemos que sumar otro reto generacional: el de resolver los dilemas éticos de la tecnología. Si no lo hacemos ahora, no habrá segunda vuelta. Y estos procesos deben ser compatibles con el desarrollo de la innovación”, dijo la Secretaria de Estado en las jornadas organizadas por Deusto e Icade.

Respecto a este último punto, Carme Artigas celebraba el equilibrio que aportan legislaciones como el Reglamento Europeo de Inteligencia Artificial. “No regulan la tecnología, sino sus usos, para que, por ejemplo, el metaverso no evolucione sin control hasta el punto en que posibles efectos nocivos sean irreversibles”.

En su opinión, España va un paso por delante en la creación de una conciencia colectiva alrededor de los riesgos la inteligencia artificial. Así lo corroboran –dijo- el lanzamiento de la Carta de Derechos Digitales, la Ley Orgánica de Protección de Datos o los esfuerzos en la promoción de la transparencia algorítmica.

“El camino acaba de empezar, pero es imprescindible. Todos miran hacia Europa, y esperan que nos salga bien. La grandes plataformas, corporaciones y empresas saben que no podrán prescindir de un mercado como el europeo y que tendrán que cumplir con el nuevo reglamento”, concluyó.

 

Archivado en: