El mapa que descubre los radares "invisibles" de la DGT y está arrasando en visitas

Este mapa interactivo revela dónde están ubicados los veloláser en España y ha superado el medio millón de visitas en una semana.

Guardar

Captura del mapa que revela la ubicación de los velólaser o radares invisibles de la DGT
Captura del mapa que revela la ubicación de los velólaser o radares invisibles de la DGT

La Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con distintos tipos de radares para controlar que los conductores no sobrepasan los límites de velocidad y actualiza de forma regular su página web para informar de algunos puntos kilométricos donde su uso es habitual. Principalmente, facilita la localización de los radares fijos y de tramo,  aunque no tiene la obligación de hacerlo y en el caso de los radares móviles es bastante más complicado conocer su ubicación porque precisamente lo dificulta su carácter móvil.

Sin embargo, existen diversas alternativas para conocer dónde se localizan los radares móviles que van más allá de la utilización de detectores o inhibidores de radares, cuya utilización es ilegal y va a conllevar sanciones mucho más duras con la nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que entrará en vigor el próximo 21 de marzo. Una de las alternativas es Social Drive, una aplicación que se presenta a sí misma como "la red social de los conductores a tiempo real, 100% legal a través de la cual puedes informar y ser informado sobre radares, controles u otras incidencias de tu zona en cualquier punto de España".

Los radares veloláser y el mapa que muestra dónde están localizados

Gracias a la información que Social Drive puede ir recopilando de los partes de sus usuarios, uno de ellos ha creado un mapa en Google Maps (con la herramienta MyMaps) en el que se pueden consultar los radares móviles tipo velólaser que hay desplegados por las carreteras de toda España desde que comenzaron a implantarse en 2018.

Los radares veloláser pueden instalarse en cualquier tipo de vía y ubicación, y se caracterizan por su reducido tamaño (pesan aproximadamente dos kilogramos y su altura es de 50 centímetros) y porque solo necesitan un pequeño trípode dispuesto junto a la carretera o cualquier otro aparato que los sujete a señales de tráfico, guardarraíles e incluso a los vehículos de los agentes de tráfico, para controlar dos carriles diferentes en un espacio desde 15 a 50 metros. Además, cuentan con la tecnología necesaria para poder operar también por la noche, son capaces de discernir entre vehículos ligeros y pesados y distinguir la velocidad a la que debería ir cada uno, y también disponen de tecnología WiFi y redes 3G/4G para poder notificar la infracción a los agentes de tráfico. Por todo ello, es lógico que los velólaser también sean conocidos como radares invisibles.

En el mapa interactivo creado en Google Maps se puede conocer la ubicación de estos dispositivos y Social Drive lo ha compartido en su cuenta de Twitter dejando patente que está arrasando en visitas al superar el medio millón en tan solo una semana.

Archivado en: